Resumen de lo acontecido

16 09 2008

¡Hola, gente! ¿Qué tal vamos por ahí? Por aquí bien…

Curioso… después de tanto tiempo sin pasar por aquí me resulta un poco extraño no hablar de un gadget curioso o una noticia friki, pero en fin…

La verdad es que ha pasado poca cosa en este tiempo: finalmente tengo otro Master (me faltan unas cuantas notas por saber, pero con 3 trimestrales y una tesina aprovada creo que vale). El verano lo pasé entre unos días en la casa de Guadalajara de Noemí (bendito descanso) y descargando melones en la frutería de los viejos.

Ahora mismo estoy de entrevistas de trabajo y prácticas (aunque la cosa no parece que vaya demasiado bien… cosas de la crisis).

Pero bueno… que la cosa no decaiga. Así que, para resarciros de tanto tiempo sin escribir ni poner música, os enseño algo de la música que me ha acompañado durante las duras jornadas de trabajos, deberes y tesinas. Con la esperanza de que también os levante el ánimo y con permiso… ahí vamos.

1. Hanging Rock de London Elektricity: Un temazo techno que engancha y, aunque es larguito, se hace muy corto. Esta me la ponía cuando había que hacer un trabajo “para ayer”.

Por cierto, si vais a su MySpace veréis algo que me encanta: la pinta de funcionario que tiene Tony Colman, cabeza visible y pensante de la banda.

2. Love in a Trashcan de The Raveonettes: sonido prácticamente rockabilly y “Tarantiniano” para no perder el ritmo cuando haces una tarea pesada y aburrida.

Esta es la típica canción que, cuando te quieres dar cuenta, canturreas (haciendo imitación de la guitarra incluida) para toda una horrorizada clase.

3. The night stars here de Stars: No sé clasificar bien a este grupo canadiense dentro de la agrupación/movimiento Arts&Crafts (al cual, por cierto, también pertenece Feist). Lo único que puedo decir es que este tema escuchado mientras anochecía tenía su aquel.

No sé por qué cada vez que la oía me acordaba de los paseos otoñales con Noemí.

4. The age of Understatement de Last Shadow Puppets: Cuando Alex Turner (vocalista de Artic Monkeys… sí, ese al que Kate Moss le tiró los tejos y que reaccionó ante tales insinuaciones llamando a su madre para que le aconsejara) decidió probar cosas nuevas y hacerlo con un nombre nuevo surgió esto, que me recuerda a los 70 y que a mí me parece una joyita.

Lo tiene todo: ritmo, tanques, el coro del Ejército Ruso, patinadoras y hasta sacerdotes ortodoxos.

Claro está, he escuchado muchas más cosas, pero ahora no me acuerdo y no quiero que el post amenace con ser un mamotreto. Espero que las canciones os hayan gustado.

Saludos y que todo os vaya bien.

Anuncios




Martín y Cartón (lo entenderéis cuando veáis el video)

15 10 2007

Buscando el otro día una cinta para la videocámara di con una que, digámoslo así, es un tesoro: ¡unas grabaciones de mi proyecto de fin de Master!.

Seguramente os lo he dicho ya varias veces, pero os lo recuerdo: hace ya dos años hice un Master en Creatividad y Guiones de Televisión (me abstengo de decir Universidad y productora que lo impartía).

Pues bien, los alumnos tuvimos que dividirnos en varios grupos y hacer cada uno un proyecto “de fin de Master”. Nuestro grupo se decidió por un falso documental en el que hablábamos de una productora que había tenido varios formatos de éxito y que, finalmente, había desaparecido después de una profunda crisis: sus creadores, sus guionistas, sus programas… (y el programa no debía durar más de 20 minutos).

Y uno de aquellos “programas” era precisamente el que vais a ver: “Martín y Cartón”, una serie que contaba “las locas peripecias de un hombre y su cartón de leche”. Aquí lo téneis (degustadlo porque las interpretaciones son de Oscar; los efectos especiales, dignos del mismísimo Harryhausen; y el guión, la envidia de Frasier):

Nota 1: Adivinad quién le puso la voz a Cartón…

Nota 2: La productora se llamaba 6400 porque esa fue la cifra en Euros que nos costó el Master.

Nota 3: Fue concebido como producto de la crisis de la productora, de ahí los chistes tan malos. Sin embargo, aun hoy es con lo que se ríe más la gente que ve el proyecto entero.

Nota 4: Todavía tengo a Cartón en la estantería de mi habitación.