Martín y Cartón (lo entenderéis cuando veáis el video)

15 10 2007

Buscando el otro día una cinta para la videocámara di con una que, digámoslo así, es un tesoro: ¡unas grabaciones de mi proyecto de fin de Master!.

Seguramente os lo he dicho ya varias veces, pero os lo recuerdo: hace ya dos años hice un Master en Creatividad y Guiones de Televisión (me abstengo de decir Universidad y productora que lo impartía).

Pues bien, los alumnos tuvimos que dividirnos en varios grupos y hacer cada uno un proyecto “de fin de Master”. Nuestro grupo se decidió por un falso documental en el que hablábamos de una productora que había tenido varios formatos de éxito y que, finalmente, había desaparecido después de una profunda crisis: sus creadores, sus guionistas, sus programas… (y el programa no debía durar más de 20 minutos).

Y uno de aquellos “programas” era precisamente el que vais a ver: “Martín y Cartón”, una serie que contaba “las locas peripecias de un hombre y su cartón de leche”. Aquí lo téneis (degustadlo porque las interpretaciones son de Oscar; los efectos especiales, dignos del mismísimo Harryhausen; y el guión, la envidia de Frasier):

Nota 1: Adivinad quién le puso la voz a Cartón…

Nota 2: La productora se llamaba 6400 porque esa fue la cifra en Euros que nos costó el Master.

Nota 3: Fue concebido como producto de la crisis de la productora, de ahí los chistes tan malos. Sin embargo, aun hoy es con lo que se ríe más la gente que ve el proyecto entero.

Nota 4: Todavía tengo a Cartón en la estantería de mi habitación.

Anuncios




Mis amigos y “Eso”

18 09 2007

Hay dos frases que definen perfectamente a mis amigos cuando hablan de sexo (sí, por fin, voy a tocar ese tema): “Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia” y “Dime de que presumes y te diré de careces“.

Así pasa, que las veces que hablan (perdón, “hablamos”) de “Eso” las conversaciones se convierten en cosas surrealistas como algunas que os voy a contar a continuación. Sois libres de seguir hablándome o no después de leer la recopilación. Siempre digo lo mismo, pero vuelvo a indicarlo: la frase o díalogo va en cursiva, el comentario en letra normal. Bueno… vamos allá:

CUANDO LOS AMIGOS TIENEN EL SEXO EN LA BOCA

Bueno… yo buscaba una foto de alguien “sexy”, no de “Siouxie” . En fin, después de este chiste malo, vamos con algunas burradas…

1. Típica conversación de cafetería sobre teorías morbosas

– Me han dicho que la única manera de hacerlo de manera salvaje es llevándote a la cama a alguien que te odie.

– ¿Entonces se puede saber qué estás pensando cuando mi madre te abre la puerta?

¿Habéis visto la típica escena de serie americana en la que alguien dice una barbaridad y los demás escupen lo que están bebiendo como si fuera un sifón? Creedme, es posible hacerlo.

2. Cuando una amiga intenta desentrañar los secretos de la mente masculina

– Sí, ya sé cómo son las fantasías de los tíos: una mujer desnuda cabalgando por la playa sobre un caballo blanco…

– Ahí te equivocas, nuestras fantasías no son así: sobran la playa y el caballo.

Lo más curioso de todo es que no fue una respuesta hecha para ganar en singular duelo de sutilezas, sino que es totalmente verdad. (Confieso que el que dio esa respuesta fui yo)

3. El arte de “dar guerra”

Yo, para “conquistar una plaza” siempre sigo una cuidadosa estrategia, digna del samurai que llevo dentro de mí…

El problema es que a la hora de la verdad se te olvida y acaba fuera el kamikaze que no deberías sacar de tus pantalones.

Cuando oí esta discusión esa respuesta se me antojó surrealista y, hasta cierto punto, refinada… para lo que son mis amigos, claro.

4. “The Sound of love”

¡Os digo que eso no es como en las películas! A ver… ¿Qué oistéis la última vez que estuvistéis con una chica en la cama?

El timbre del despertador.

Yo lo pillé a la primera: la última vez que este chaval había estado con una chica fue en sueños. Sin embargo, creo que todavía hoy hay algunos que piensan que, cuando una mujer alcanza el clímax, hace “¡¡Riiiiiiiiiiiiiiiiiiiiing!!”

No pongo más por dos razones: tendría que acordarme de alguna más; y todavía quiero conservar algún amigo de aquella época. Bueno… ¿qué os ha parecido?, ¿hay esperanza para gente como nosotros? Sinceramente, creo que NO.





Confusiones lingüisticas de algunos clientes

23 07 2007

Como sabéis los sábados por la mañana ayudo a mis padres en el negocio familiar: la frutería. Os conté que muchas veces clientes y clientas se confunden a la hora de pedir las cosas. Pues bien… No sé si alguno de ellos habrá leído aquel post titulado “Tres de whisky, un porro, ¿una rama de opio?” pero ese tipo de errores apenas se producen ya. Eso sí… están siendo sustituidos por una amenaza mayor y aún más terrible: una extraña confusión de lenguaje elemental y conceptos con extrañas consecuencias. Voy a comentar unos pocos:


E.C.L.E.C.E.C

1. “Señora, estos plátanos son canarios, de la misma Formentera”: Gol en propia puerta. Mi padre confundió la isla canaria de Fuerteventura con la isla balear de Formentera. No fue tenido en cuenta: supongo que es porque desde una isla a otra hay solamente hay 2.472 kilómetros y eso, en la era de la información, no es nada. Lo que no explico es por qué mi padre pensó en Fuerteventura cuando allí no hay plantaciones de plátanos.

Aquí está para que os hagáis la idea: un error de miles de kilómetros

2. “Anda que… ¡menudo bastardo habéis criado!”: Esto lo dijo una clienta refiriéndose a mí. Por supuesto mi madre puso los ojos como platos, se palideció y con un hilillo de voz sólo pudo preguntar “¿Qué ha dicho?”. Afortunadamente se recompuso, pudo redirigir la conversación y averiguó que la buena mujer quiso decir “vástago”.

3. “No he podido venir en toda la semana. A mi marido le ha dado un pólipo frenético”: La verdad, no me quedó muy claro si el pobre marido de esta señora sufría de pólipos en las cuerdas vocales o le había dado un cólico nefrítico. Aunque podía ser algo peor: quizá ese señor había invocado a uno de los monstruos que describía Lovecraft y había recibido su merecido por semejante y blasfemo horror (en tal caso, me gustaría conocerle).

¿Podría ser esta la inmunda, blasfema y tentacular imagen del horror caótico y reptante del pólipo frenético?

4. “Mi hijo está hasta las narices de sus alumnos: me ha dicho que va a cogerse un año selvático”: Supongo que el hombre que dijo esto se refería a un “año sabático” para descansar, pero también es verdad que si quieres dar clase a esas fieras llamadas “alumnos de instituto” un buen entrenamiento sería irse a la jungla africana y buscar a Tarzán para que le enseñara a tratar con semejantes bestias.

Por supuesto, lo de aparecer un día en clase con taparrabos es opcional

5. “- Si hay algo que me repatea son los yanquis – dice la señora.

– Bueno… también habrá gente buena en América – respondo yo.

– Me da igual si son malos o buenos: lo que no me gustan son sus pelos”

Esto hizo que la cabeza me diera vueltas. No porque tardara mucho en comprender que en vez de a “yanquis” se refería a “punkies”, sino porque hacía unas semanas otra mujer me había pedido “punkies” refiriéndose a los “kiwis” con lo cual, cuando hablaba de que no le gustaban sus pelos ¿se refería a las crestas de la tribu urbana o a la pelusilla de la fruta neozelandesa?

En fin, que la próxima vez que renueve mi curriculum voy a poner que tengo nociones del “marujés”. Seguro que con esto consigo trabajo como intérprete en las Naciones Unidas.





Vuelve el hombre… y también Don Alipio

1 07 2007

¡Hola, chic@s! ¿Qué tal todo por ahí?

Siento mucho haber estado ausente prácticamente durante un mes (y tener el blog en riesgo de fosilización): entre el trabajo y NPC apenas he tenido tiempo para escribir. Pero aquí estoy de nuevo y, como he dicho en el título… (Modo narcisista on) vuelve el Ali más esperado desde Muhammad Ali y Ali G (modo narcisista off).

El caso es que este iba a ser un post en el que hablara que he dado un giro importante a mi vida: señoras, señores… dejo el mundo del guión. Os iba a contar que hace unas semanas que el trabajo me tenía quemado y me iba a hacer un Master de diseño gráfico. Sin embargo, el otro día me enteré de que, aunque no hubiese renunciado, no iban a renovarme el contrato. Así que ahora mismo estoy, como diría una amiga, flotando.

Bueno… sea como sea, ahora estoy desligado del mundo televisivo, así que puedo tranquilamente mostraros algo que llevaba tiempo queriéndoos enseñar y son algunas palabras que usábamos en el trabajo y que resultaban curiosas. A ver qué opináis vosotros.

PALABRAS QUE USÁBAMOS EN EL TRABAJO Y QUE RESULTABAN CURIOSAS. A VER QUÉ OPINÁIS VOSOTROS.

(Hoy no tengo el día original, desde luego ¿Habré perdido la buena forma?)

1. Oppenheimmer: El apellido del físico estadounidense padre de la bomba atómica se comenzó a utilizar para designar al chiste con referencias excesivamente cultas. La culpa la tuvo el menda cuando, delante de todo el mundo en una reunión dijo a un compañero que había dicho una burrrada: <<No había unas declaraciones tan peligrosas desde que Oppenheimmer dijo “¿Por qué no lo llamamos bomba atómica?”>>.

2. Atapuerca: Como muchos sabéis en la Sierra de Atapuerca (Burgos) se han encontrado restos de los europeos más antiguos. Pues bien, en el trabajo usábamos ese término para referirnos a chistes viejos que, por un despiste, no se acaban de eliminar del guión definitivo. Vamos… como en la paleontología, que lo enterrado en un estrato inferior acaba saliendo a la superficie. En la mayoría de los casos debido a un terremoto al que llamábamos “jefe”.

3. Chistón: Por decirlo así, era el “Santo Grial” del humor para nosotros: el chiste definitivo, el que hiciera terminar nuestra pieza en una orgía de carcajadas, aplausos y zápines varios haciéndonos alcanzar la inmortalidad. La similitud no acaba ahí pues tampoco se sabe si existe realmente, cómo es, dónde se encuentra… y muchos caballeros se han perdido en el camino buscándolo.

4. Talía: Ojo, no confundir con la cantante mexicana, Thalía. Este término también es de mi cosecha y pareció gustarle a un par de compañeros. Talía es la musa de la comedia, y a ella me enconmendaba en momentos de desespeación (le escribí incluso una oración, a ver si tengo el valor de postearla un día… ¿queréis que lo haga?). Reconozco que no es la musa de la comedia refiriéndose al humor, sino al teatro, aunque algunas veces la invocación solía funcionar. Por esta razón algunas veces nos referíamos a los chistes buenos (y que funcionaban) que se nos ocurrían de repente con ese nombre.

5. Crisis: Todos sabéis qué significa y no tiene ningún chiste que os pueda decir. Pero os aseguro que ha sido la palabra más usada en el trabajo siendo dicha varias veces al día y, en especial, cuando el guión no estaba todavía terminado a las 21:15… ¡Y el programa se emitía a las 21:30!

Bueno… hay otras cuantas palabras, pero estas son de las que me acuerdo de momento. Perdonadme si en este post de vuelta no estoy muy inspirado y, sobre todo, por no haber aparecido en tanto tiempo.

Saludos a todos… de nuevo.

P.S.: Prometo ir respondiendo poco a poco a los Memes que me habéis dejado.





Meme: la situación más extraña o friki que me ha pasado.

24 05 2007

Bueno… supongo que este meme existirá por alguna parte (y si no, me enorgullezco en iniciar yo esta improductiva cadena). Esta noche (insomne perdido por culpa del lumbago), me he acordado de algo que no fue sobrenatural ni nada espectacular, pero sí puedo decir que es lo más raro que me ha pasado en la vida. A ello voy:

Hace ya algo de tiempo (estaba estudiando Periodismo)  se colocaba en puerta de la cafetería de la Facultad un hombre para vender periódicos extranjeros. Yo, por curiosidad compré un ejemplar de un periódico alemán, el Sueddeustche Zeitung. Por supuesto, no entendía nada,  pero me pareció curioso.

Pues bien. No recuerdo por qué, pero aquel día fui a visitar a mi novia a su casa después de unas prácticas. Fui al metro, compré mi metrobús,  me situé en el andén, esperé a que llegara el tren y, cuando abrió sus puertas, me metí dentro.

Como sabéis, antes de llegar a una estación, dentro del vagón se oye una grabación que dice, por ejemplo “Próxima estación: Cuatro Caminos; correspondencia con Línea 2 y 4”. Pues bien… aquel día… ¡La grabación se oyó en alemán!  y no es ninguna fantasía mía porque la chica que tenía al lado se quedó mirando al ejemplar del Zeitung que estaba ojeando.

¿Qué ocurrió? ¿Fue fruto de la casualidad? ¿Alguien me vió con el periódico? No sé decirlo porque que yo sepa, multitud de japoneses hacen turismo y cogen el metro y nunca he oído una grabación en el idioma Nipón.  Desde luego, estoy por enviarle la historia a Iker Jiménez.

Y a vosotros, ¿qué es lo más raro que os ha sucedido? Le paso este Meme a Pepe, Amy, Troy, Tresblau, Ale, Lady Sackville-Jones, Kotoko, Megumi, Kiros y a todos los que quieran responder en los comentarios.





Sabiduría generacional (proverbios familiares)

6 05 2007

Muchas han pasado en este par de semanas que han pasado y que he tenido abandonado el blog (bueno… y que sigo teniendo porque esta entrada la escribí el viernes y la tengo programada para el domingo), cosas que no hace falta que os recuerde y otras que ya habéis visto. Pero sobre todo os quería decir que tanto Noemí como yo os agradecemos vuestras muestras de apoyo en momentos tan duros.

Bueno… el caso es que hay que seguir. Vamos con el siguiente post:

Muchos conoceréis esas perlas de sabiduría que son los proverbios chinos (aquí os dejo unos cuantos). Pues bien, muchas veces no hace falta irse hasta China para escuchar proverbios llenos de sabidurida e igualmente incomprensibles a la primera escucha. Os voy a poner unos ejemplos de dichos, refranes y sentencias de mi familia para que lo comprobéis.


DE COMO LA FAMILIA DE DON ALIPIO LO INTENTÓ CON LA SABIDURÍA ORIENTAL Y EN LOS EXTRAÑOS PROVERBIOS QUE SE QUEDÓ

1. Nunca digas que has cazado el conejo hasta que no lo tengas dentro de la barriga (Mi abuelo paterno): Este todavía me lo sigo aplicando, aunque muchos creen que se trata de simple pesimismo.

2. La persona que más daño te hará nunca será un enemigo, sino siempre la que más quieres (Mi abuela paterna): Esto, por ejemplo, sí que es pesimismo. Ruego para que nunca tenga que darle la razón.

3. Navajas que no cortan y amigos que no te dan, aunque se te pierdan no pasa nada. (Mi padre): Un dicho muy castizo, sí señor. Lo que “culturizado un poco” porque la fórmula exacta era “Cheiras que no cortan y amigos que no dan ná, aunque se pierdan, no pasa ” y sin el acento madrileño pierde.

4. Mucha gente confunde “sacrificar lo tuyo por los demás” por “que los demás te sacrifiquen a ti por lo suyo” (Mi madre): No se puede ser más claro, desde luego.

5. El amor es como una rosa: muchas espinas y un capullo (Una de mis tías): Esto lo dijo cuando rompió con su novio (se nota, ¿verdad?).

6. Antes morir que perder la vida (Uno de mis tíos): Creíamos que era la típica frase que se dice cuando te has pasado con el cava en Nochevieja, pero si lo piensas bien tiene sentido… quizá era un equivalente del “Más vale morir de pie que vivir de rodillas”.

7. Sin tu Mercedes Benz, lo dejo todo (Una de mis tías cantando a “Los Panchos”): Una broma durante una cena se quedó en dicho o refrán cuando comenzó a aplicarlo a toda persona que veía que se emparejaba con otra por interés o por dinero.

8. Cuando los ladridos del perro despierten a un dragón, los peces saltarán de las aguas del río (Yo): Este lo dije en un rapto de locura y no sé qué siginifica, pero os aseguro que a la gente a la que se lo dije asintió y dijo “Pues es verdad”. No sé si lo dijeron para darme la razón como a los locos o es que tiene algún tipo de significado que va más allá de mi entendimiento.

Pero como dice aquel proverbio chino, “jamás busques la respuesta en los lugares que no existen.”

Bueno… estos son los que recuerdo ahora mismo. Si hay nuevas entregas os lo haré saber. Por cierto, una pregunta personal, ¿qué dichos, proverbios o refranes son los que más gustan en vuestras familias?





Si las series de los 80 fuesen españolas…

11 02 2007

¿Os acordaís de las series de los 80? Todos esperaban que el telediario se acabara y los que éramos colegiales fingíamos estar enfermos para poder verlas. Creo que de ahí salió la gran generación de hipocondríacos. Más de uno nos pasábamos las noches en vela buscando en la enciclopedia una nueva enfermedad que fingir: “A ver…” – decías para ti mismo- “...escarlatina”, no, esta ya la fingí la semana pasada… “Gonorrea”, pues no suena mal…” ¡Claro! Luego ibas a tu madre diciendo que tenías gonorrea y te soltaba una leche…

Total, que tenías que enterarte de lo que había hecho Kitt por un compañero que nunca te sabía contar de qué iba el episodio, pero sí cuantas veces había saltado el coche por encima de un camión o cuánto se le veía el canalillo a Bony, la mecánico. Aunque eso es lo que más te gusta recordar: la envidia que tenías de Kitt porque tenía a una tía buenísima con un escote hasta el ombligo que le manoseaba cada día los bajos (con perdón).

A mis amigos también les pasa. Nos ponemos a recordar aquellas series y volvemos a la edad del pavo. Y ese es el problema, ¿Cómo concilias tu madurez de hombre joven y tus aficiones adolescentes? Propongo hacer remakes de aquellas series, pero a la española, con el sabor del terruño.

 

REVIVAL OCHENTERO

“El coche fantástico habría que convertirlo en “el R-5 fantástico”. Claro, habría que cambiar a Michael Knigth por “Miguel Caballero” y a Bony por la “Bueni”. Eso sí, que esté buena y el escote le llegue al ombligo debería permanecer como “señal distintiva” de la serie…”, ¿Chulo, no? Pues todavía quedaría mejor si en vez de David Hasselhoff, nuestro “Miguel Caballero” fuese Enrique San Francisco.

Y es que, teniendo en cuenta cómo era Kitt, quedaría mucho mejor que Enrique San Francisco le dijera después de alguna bordería “No me jodas, cacho de chatarra”.

Para chulo, el remake de “MacGyver”. ¿El planteamiento? Muy sencillo: un chapuzas es contratado por el CESID (recordad que estamos en los 80) para resolver multitud de casos de espionaje a la vez que alicata los Nuevos Ministerios. El título, por supuesto, sería “Martínez”.

Creo que un buen “Martinez” sería otro encasillado en el papel de manitas o mecánico como Antonio Molero (mejor conocido por “Fiti”). Ya le estoy viendo desactivando explosivos con su navaja suiza… bueno… no es lo suficientemente español. Mejor, con un cortaúñas recuerdo de Benidorm.

Pero la mejor sería “El equipo A” convertida … No en el “Ekipo JA” (¡Menuda falta de respeto!) ¡No, yo me refiero a lo que sería “El Equipo E”, de “ESPAÑA”. Imagínadlo “En febrero de 1981 cuatro legionarios que formaban un comando fueron encarcelados por un golpe de estado que no habían cometido, no tardaron en fugarse de Alcalá Meco. Hoy perseguidos por la Guardia Civil…”

 

Para esta no me atrevo a sugerir a ningún actor… aunque Fernando Tejero en el papel de Murdoch tendría su aquel…

Y es que si lo hiciésemos a nuestra manera sería así. ¿Os imagináis a un detective español? Aunque… sí que hubo una serie con un español protítipico: bajito, fumador, con pelo rizado, voz de cazallero, mas listo que los ratones coloraos y con un abrigo que no ha limpiado en 20 temporadas. ¡Sí!, ¡Era Colombo!

 

Y a vosotros… ¿Qué os gustaría ver?