Geniales “Fuera de lugar”

7 10 2008

… O al menos para mí lo son.

Me explico: hay gente (en este caso cantantes y grupos) que hacen arte, y lo hacen muy bien, de una faceta que dada su naturaleza nos puede extrañar. Claro está: cuando se les da bien eso que podría ser “frikismo” pasa a ser un curioso “virtuosismo” que les hace más especiales aún.

Perdonad la perorata. Vamos al meollo del asunto: aquí tenéis un ejemplo de músicos curiosos que, repito, para mí, tienen una gran calidad. Lo que les hace muy muy especiales.

1. Matisyahu: El grandísimo Matthew Paul Miller canta reggae y raggamuffin. Lo curioso del asunto es que es judio ordotoxo (jasídico) y, aunque no parezca que su condición pegue mucho con lo que hace, su música suena así de bien (os pongo el tema King Without a Crown):

No sé si será verdad, pero cuentan que sus conciertos tienen que ser muy pronto porque a las 20:00 tiene que estar en casa para estudiar las escrituras.

2. Mayumi Kaneyuki: Su nombre indica por donde van los tiros. Magumi es japonesa, está afincada en California y, en lugar de especializarse en pop o en música tradicional del país del sol naciente, se ha decantado por ritmos latinos y muy sensuales. Esta canción, Bossa Nova No Cafe es prueba de que, como los de Bilbao, una brasileña nace donde quiere:

No me digáis que esta canción no pega en los títulos de crédito de cualquier anime…

3. Hayseed Dixie: Como os podéis imaginar con ese nombre, hablamos de un grupo hillbilly (paleto estadounidense) cuya historia es un tanto macabra y digna de películas como “Deliverance” o “2.000 maníacos”. Cuentan que un día estaban en su pueblo de las montañas de Virgina cuando encontraron un coche accidentado (con muerto dentro y todo) que portaba varios casetes de grupos heavy. Así, tras escuchar a Motörhead o AC/DC decidieron emular a sus nuevos ídolos con su peculiar estilo de las montañas. Yo sospecho que, en realidad se trata de cuatro yuppies neoyorkinos que se disfrazan y actúan para pasar el rato. Sin embargo, hacen buenas versiones de temas inmortales. Ahí su versión de Hell’s Bells de AC/DC:

Pero no solamente de heavy vive el paleto. Los Hayseed también se han atrevido con algo más fuera de lugar para ellos como el “I don’t feel like dancing” de Scissor Sisters. A Daisy Joe le encantará:

Lo curioso de este grupo es que di con ellos cuando buscaba en Youtube canciones de Judas Priest (lo que son las cosas).

¿Qué os ha parecido? Espero que os hayan gustado y recordad: lo buenos perfumes siempre viene en frascos pequeños que tienen formas raras





Resumen de lo acontecido

16 09 2008

¡Hola, gente! ¿Qué tal vamos por ahí? Por aquí bien…

Curioso… después de tanto tiempo sin pasar por aquí me resulta un poco extraño no hablar de un gadget curioso o una noticia friki, pero en fin…

La verdad es que ha pasado poca cosa en este tiempo: finalmente tengo otro Master (me faltan unas cuantas notas por saber, pero con 3 trimestrales y una tesina aprovada creo que vale). El verano lo pasé entre unos días en la casa de Guadalajara de Noemí (bendito descanso) y descargando melones en la frutería de los viejos.

Ahora mismo estoy de entrevistas de trabajo y prácticas (aunque la cosa no parece que vaya demasiado bien… cosas de la crisis).

Pero bueno… que la cosa no decaiga. Así que, para resarciros de tanto tiempo sin escribir ni poner música, os enseño algo de la música que me ha acompañado durante las duras jornadas de trabajos, deberes y tesinas. Con la esperanza de que también os levante el ánimo y con permiso… ahí vamos.

1. Hanging Rock de London Elektricity: Un temazo techno que engancha y, aunque es larguito, se hace muy corto. Esta me la ponía cuando había que hacer un trabajo “para ayer”.

Por cierto, si vais a su MySpace veréis algo que me encanta: la pinta de funcionario que tiene Tony Colman, cabeza visible y pensante de la banda.

2. Love in a Trashcan de The Raveonettes: sonido prácticamente rockabilly y “Tarantiniano” para no perder el ritmo cuando haces una tarea pesada y aburrida.

Esta es la típica canción que, cuando te quieres dar cuenta, canturreas (haciendo imitación de la guitarra incluida) para toda una horrorizada clase.

3. The night stars here de Stars: No sé clasificar bien a este grupo canadiense dentro de la agrupación/movimiento Arts&Crafts (al cual, por cierto, también pertenece Feist). Lo único que puedo decir es que este tema escuchado mientras anochecía tenía su aquel.

No sé por qué cada vez que la oía me acordaba de los paseos otoñales con Noemí.

4. The age of Understatement de Last Shadow Puppets: Cuando Alex Turner (vocalista de Artic Monkeys… sí, ese al que Kate Moss le tiró los tejos y que reaccionó ante tales insinuaciones llamando a su madre para que le aconsejara) decidió probar cosas nuevas y hacerlo con un nombre nuevo surgió esto, que me recuerda a los 70 y que a mí me parece una joyita.

Lo tiene todo: ritmo, tanques, el coro del Ejército Ruso, patinadoras y hasta sacerdotes ortodoxos.

Claro está, he escuchado muchas más cosas, pero ahora no me acuerdo y no quiero que el post amenace con ser un mamotreto. Espero que las canciones os hayan gustado.

Saludos y que todo os vaya bien.





Música sin apenas tiempo

7 11 2007

Nuevo master (Diseño gráfico)

Mucho trabajo (5 acumulados)

Falta tiempo (Llevo sin parar desde las 9:00)

Algunos compañeros ya se han despedido de sus amigos (no es broma).

¿Qué puedo hacer para echaros menos de menos y veros más?