Las uvas de la suerte (¿Y si no fueran uvas?)

29 12 2006

Como no sé si voy a estar disponible estos días por motivos familiares (trabajo, organización de la cena de fin de año y cosas de esas…), os dejo un post sobre la Nochevieja y la vetusta tradición de comer doce uvas coincidiendo con las doce campanadas que dan paso al uno de enero. Eso sí, presentado adecuadamente:

¿Por qué Ramón lleva la capa si 1: Anne Igartiburu es la que debe estar pasando frío; y 2: salta a la vista que el “caliente” es él? ¿O es que no véis dónde está mirando?

Como sabréis, la tradición es relativamente nueva:

-Unos dicen que se debió a que en 1909 hubo un excedente en la cosecha de uvas destinadas a la elaboración de cava. Como no sabían qué hacer con ellas, un avispado comerciante catalán tuvo la idea de agotarlo y sacar tajada diciendo que tomar algunas la noche de fin de año daba buena suerte.

-Para otros, la culpa la tuvo la Primera Guerra Mundial (1914-1918). Antes del comienzo de la Gran Guerra, se puso de moda en los hogares de media Europa tener uvas como postre navideño, en especial las de Almería. Cuando estalló el conflicto, a la mayoría de compradores se les quitaron las ganas de celebración y anularon los pedidos. Con los almacenes a rebosar, un avispado cosechero almeriense tuvo la idea de vaciarlos y sacar tajada diciendo que tomar algunas la noche de fin de año daba buena suerte.

Sea como sea, está claro que todo empezó porque había demasiadas. Ahora es cuando me pregunto ¿Cuándo c*ñ* fue el excendente de braguitas rojas? Bueno… eso y qué pasaría si en lugar de uvas, hubiesen sobrado otros frutos de temporada. Por ejemplo…

CLEMENTINAS: No me cabe duda… le habríamos cogido al gusto al jugo de naranja y no al de la uva (es decir, el vino). También gracias a la ingesta masiva de vitamina C cada año, los españoles estaríamos más sanos y seríamos más fuertes. ¿Lo malo? Que al olvidarnos del vino, tener hábitos saludables y una fortaleza envidiable, habríamos dejado de ser españoles. Como mucho, seríamos suecos.


CASTAÑAS: Muy típico de la navidad… pero ¿qué ocurriría si a cada campanada acompañara una castaña asada?, ¿Y si, como de costumbre, nos atragantásemos con ellas? Las unidades de quemados no darían abasto… por no hablar de lo extraña que quedaría Anne Igartiburu con uno de sus vestidos de fiesta agarrando un cucurucho de castañas, ¡habría que vestirla de castañera! Aunque supongo que a algunos esa imagen les dará morbo.


MANZANAS: Un clásico que nunca pasará de moda. Creo que esta se hubiera parecido mucho a la uva: igualmente habría que pelarla, iguamente habría que quitarle las pepitas… e igualmente pensaríamos que la única forma divertida de tomar esa fruta es cuando es líquida y tiene varios grados de alcohol.


PIÑAS: Todas las madres saben que la Piña es muy rica en fibra (y que, por tanto, ayuda a ir al baño). Así que imagináos las consecuencias que podría tener tomarse doce cada Nochevieja: millones de habitantes yendo a la vez al servicio, con una diarrea de no te menées. Este sería “un país de mierda”-con perdón- literalmente hablando.

Seguro que por mi culpa os pasaréis esta Nochevieja mirando al plato de vuestras uvas mientras os planteáis esa duda existencial (“¿Y si fueran…?”). Así que, para resarciros, os dejo un video explicativo para que no os confundáis cuando toquen los cuartos y las campanadas.

Si llega a ser verdad que no tomarse todas trae mala suerte, ese año se abre un agujero en la tierra y se traga a España.

Por si no puedo escribir en estos días… ¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!!





Fidelidad y Coherencia

27 12 2006

Esto que cuentan es una leyenda (y podría parecer un chiste) pero, como dicen, todas tienen algo de verdad. Y de todas se puede sacar una enseñanza, así que aquí la tenéis:

Una vez el Zar de Rusia Pedro el Grande fue a visitar al Rey Federico IV de Dinamarca para tratar sobre un enemigo común: Suecia.

Sé que uno parece el hermano feo de los Bee Gees y el otro el pianista de “Cine de Barrio”, pero son Federico IV de Dinamarca y Pedro I de Rusia, respectivamente.

Como buen anfitrión, Federico IV llevó a Pedro I y a sus cosacos a dar una vuelta por la capital, Copenhague, y le enseñó la famosa “Torre Redonda”.

¿Qué llevaría a los daneses a llamarla “Torre Redonda”? Misterios de la historia

El caso es que, cuando estaban en lo más alto de la torre, Pedro I preguntó al rey danés…

– ¿Sabes hasta dónde llegarían por mí mis vasallos?

Federico IV no tuvo tiempo de responder. A una sencilla orden del Zar de Rusia, uno de sus cosacos se lanzó torre abajo. No hace falta decir que el cosaco quedó hecho filete ruso. Orgulloso, Pedro preguntó:

– ¿Federico, tus súbditos harían lo mismo por ti?

el Rey danés miró hacia abajo. Viendo el cadáver del cosaco, dijo…

– Afortunadamente no.

No es una anécdota muy buena y el chiste es pésimo, pero da que pensar. Lo primero ¿Quién nos gobierna?; lo segundo, ¿por qué muchas veces dejamos que nos gobiernen?

Tampoco me hagáis mucho caso. Es que hoy me encuentro filosófico.





Reflexiones: ¡Yo quiero otro Rey!

26 12 2006

Como todos los años, después de Nochebuena siempre me asalta la misma duda: ¿Por qué el Mensaje de S. M. el Rey es tan peñazo? Bien es verdad que es un mensaje que esperan muchos: al menos en mi casa, mi madre lo agradece porque mi hermana y yo, viendo lo que hay, dejamos de ver la tele y nos ponemos a ayudarla con la cena.

Aun así, para ser algo que se hace una vez al año, creo que debería ser más animado. La verdad, no dudo de la calidad de los discursos (algún chiste debe haber entre líneas). De lo que dudo seriamente, después de 25 años, es de quién los dice. Así que, una de dos: o formamos una República (con su consiguiente falta de glamour) o cambiamos al Rey. Yo opto por la segunda (la opción, no la República, que si viniera sería la Tercera) y propongo algunos sustitutos para Su Majestad. Ahí van.

SUSTITUTOS PARA SU MAJESTAD EL REY DE ESPAÑA

(ESPACIO PATROCINADO POR CORONITA)

 

1. PEPU HERNÁNDEZ: ¡Qué (de)porte tan regio tiene! ¿Acaso un Premio Príncipe de Asturias es suficiente para alguien que ha conseguido que España quede en lo más alto en un Mundial? Aunque sólo sea por verle rememorar cada Nochebuena el triunfo de la Selección en Japón merecería la pena que fuese rey.
¡¡¡LARGA VIDA A PEPU I DE ESPAÑA!!!

 

2. PAULA VÁZQUEZ: Aparte de que por fin tendríamos una reina que está buena, no cabe duda de que es de la más indicada por su experiencia ante las cámaras. Aunque creo que a muchos les daría igual lo que dijese (estarían pendientes de otras DOS cosas). Ahora la pregunta es ¿La calefacción en La Zarzuela es lo bastante fuerte para que pudiese dar el mensaje en bikini?
¡¡¡ VIVA LA REINA PAULA, QUE A TODOS LOS ESPAÑOLES LEVANTA!!!

 

3. IKER CASILLAS: También hemos pensado en alguien admirado por ellas ¿Quién mejor para tener la corona que el único que juega bien de un equipo “Real”? En Nochebuena, en vez de un discurso veríamos un “refrito” de sus mejores intervenciones en ruedas de prensa y en el terreno de juego. Además, con él ningún ninguna potencia extranjera nos metería un gol y las decisiones políticas se decidirían en una tanda de penaltis entre Gobierno y Oposición .
¡¡¡OÉ, OÉ, OEEEE, IKER REEEEX!!!

 

4. ROSA LÓPEZ: Ella sí que lo vale. No en vano todos la conocemos por “Rosa de España” (Ni la de York, ni la de Lancaster). Ya la estoy viendo ahí, cada Nochebuena cantando a la navidad y diciendo aquello de “Me llena de orgullo y satisfacción…”. Por supuesto, cada mensaje terminaría con ella cantando con su poderosa voz el nuevo himno nacional .
¡¡¡VIVA LA REINA ROSA “SPAIN’S LIVING A CELEBRATION”!!!

 

5. CHRISTIAN PIELHOFF (EL DE LA BARBA, EL DE BRICOMANÍA, VAMOS): El otro me vale como paje. Christian no sólo tiene pinta de Rey godo con su barbita y su pose tan germánico-medieval, sino que sería capaz de arreglar todas las chapuzas de este país con un taladro, un metro y unas tablas… ¡Y en media hora! Además en Nochebuena podría dar Bri-consejos. ¡Que al menos el mensaje sea práctico, ya que es inevitable!
¡¡¡POR UNA ESPAÑA PROLIJA (Y PRO-MARTILLO), VIVA EL REY CHRISTIAN!!!

 

6. BEA: Una mujer sensible e inteligente que se enfrenta cada día a los superficiales y mayores trepas se merece el trono, ¿O no? Por tí, Bea, vaya esta campaña para llevarte a lo más alto, que es donde mereces. ¡Todos somos BEA! Y que cada Nochebuena haga balance de cómo le va en la corte.
¡¡¡POR UN PAÍS BELLO, BEA POR REINA!!!

 

7. EL SEÑOR MIYAGI: Ya no está entre nosotros, pero sí su espíritu. Este país lo que necesita es más filosofía oriental y buenos consejos como los que daba. Hubiese estado bien que en cada mensaje nos diese alguno para mejorar nuestra vida (“a este país hay que darle cera y pulirle la cera”) y, de paso, mejorar nuestro karate año a año. Ya me lo imagino diciendo eso de “Daniel San y yo os deseamos feliz Navidad”. Eso sí, no hubiese echo falta cambiar muchas cosas: S.M. significa tanto “Su Majestad” como “Señor Miyagi”
¡¡¡VIVA S.M. KIAAAAA!!!

 

8. EL PATO DONALD: Este va para aquellos que están acostumbrados al Rey actual, ¿Por qué debería sustituirle Donald? Porque tienen muchas cosas en común: No sabemos cuál es su verdadero trabajo pero mantiene una familia numerosa; nos reímos constantemente de él; y cuando habla, nadie entiende nada. ¿Hay mejores razones?
¡¡¡POR DIOS, POR LA PATRIA Y EL PATO, VIVA SIEMPRE DONALD!!!

Me dejo muchos (Yoda, Chewbacca, el Doctor Spock, Edmund Blackadder, Aragorn, Iria de MobuzzTV) pero no quería que el post fuese más eterno de lo que ya es. Eso sí, admito sugerencias. Lo que no sé es si tendréis que mandármelas a la cárcel (Creo que acabo de cometer delito de Lesa Majestad).





¡FELIZ NAVIDAD!

22 12 2006

Eso es lo que os deseo a todos los lectores y comentaristas de DAW.

Os iba a poner una felicitación navideña de esas bonitas, pero como ya dije antes estoy de resaca y mis neuronas no llegan a más. Por eso traigo a modo de felicitación este anuncio (así aunamos lo sentimental con lo comercial de la navidad) que demuestra que, hasta los más malos, tienen su corazoncito estas fechas.

Lo que viene a demostrar que la única familia que da miedo es la Von Trapp .





Noche de trabajo, noche de fiesta.

22 12 2006

Quisiera disculparme por tener el blog abandonado todos estos días. La razón es simple: antes de ayer tuvimos que quedarnos trabajando hasta la madrugada y, anoche, fue la fiesta de empresa. El día de trabajo salimos a la 1:00 A.M.; el día de la fiesta, a las 4:00 A.M.

Eso sí, como estos días han venido tan seguidos, se puede observar que no hay tanta diferencia entre uno y otro. ¿En qué se parece trasnochar por motivos de trabajo a hacerlo por motivos “socio-lúdicos”? La respuesta debajo de estos dos revolucionarios.


“Un fantasma recorre Europa…” Pero, ¿Cuál?

 

SIMILITUDES ENTRE UNA NOCHE DE TRABAJO

Y LA NOCHE DE FIESTA DE EMPRESA

1. El Jefe no deja de gritar, moverse de aquí para allá y echar espuma por la boca: En eso da igual que sea porque queda trabajo por hacer o porque esté bailando “I will survive”. Los Jefes sólo tienen la posición de “apagado” y “psicótico”.

2. Llega un momento de la noche en el que sólo dices tonterías y te acabas riendo por todo lo que te dicen. Al menos es así con los guionistas. Lo que no entiendo es por qué las tonterías que dices bebido en la fiesta siempre hacen más gracia que las que escribes en el trabajo. Quizá hay que empezar a fomentar el uso del alcohol entre la audiencia.

4. Siempre hay alguno que se queda más tiempo que tú (y que, curiosamente, siempre está cerca del jefe). Y en ambos casos, el pensamiento del individuo en cuestión es el mismo “Jefe, tú eres mi mejor amigo”.

5. Cuando vuelves a casa, no encuentras sitio para aparcar. Ojo, que he dicho “encuentras”, otra cosa es que no lo veas bien porque no puedes mantener los ojos abiertos por el cansancio; o porque llevas tal “ciego” que necesitas una pista de aterrizaje para dejar bien el coche (como me oigan en la DGT…)

6. No importa las horas que hayas estado: siempre te arrepientes de no haber bebido más. Esta es una verdad tan universal que no necesita comentario.

Sí, lo sé. No es buen post, ni siquiera hace gracia. Pero no me pidáis más: estoy de resaca.





Meme: Esos 5 juegos.

18 12 2006

Ale me pasa este meme sobre los cinco videojuegos que más me han gustado. Nunca he sido mucho de videojuegos, pero allá va.

1. Monkey Island

¿Qué decir de este videojuego que plagió descaradamente la atracción “Piratas del Caribe” y que, a su vez, ha sido plagiado por la película? Guardo muchos y buenos recuerdos de sábados lluviosos jugando a este juego con mi amigo Guillermo. Eso sí, lo hacíamos con trampa porque conseguimos una guía que seguíamos paso a paso.

2. Blade Runner

Me confieso friki, friki de la película y de la novela. Así que para mí fue un flipe meterme en la piel de un Blade Runner y empezar a dar vueltas por Los Ángeles en el año 2019 e ir por ahí cazando replicantes. ¿Lo malo? Siempre se me escapaba alguna pista y acaba en el mismo final.

3. Sonic the hedgehog

Hace muuucho tiempo uno de mis tíos se compró una “Master System” que traía este juego. Adivinad cómo pasaba el tiempo su sobrinito cuando se suponía que estaba haciendo los deberes. Ese comportamiento fue el que decidió a mis padres para NO comprarme una videoconsola.

4. Civilization II.

Este tuve que dejarlo porque me convertí en adicto. Ya pensaba cómo distribuir las ciudades, cómo establecer rutas de comercio o qué hacer con soldados y exploradores. Hasta soñaba con él. ¿Lo que más me gustaba? Poner nombres a las ciudades. Por cierto: la partida con la que llegué más lejos fue aquella en la que la capital de mi imperio tenía el nombre de mi novia. (Noemípolis).

5. Simon the Sorcerer.

De este sí que hace tiempo… como el “Monkey Island” pero con magos en lugar de piratas. Recuerdo ese mundo tan disparatado y mágico pero a la vez tan cotidiano. Vamos, un lugar de fantasía en el que el personaje principal podía decir “Estamos apañados” (No sé si me explico). Lo que mejor recuerdo es que había un paleontólogo en medio de ese mundo tan extraño (¿?).

Bueno… pues aquí los tenéis. Espero que también os hayan hecho pasar tan buenos ratos como a mí. ¿Cuáles son vuestros 5 juegos? Este meme se lo paso a Pepito, a Kotoko Tsuzuky, a Lady Sackville-Jones , a Tresblau y a Troy (que me contestarán en los comentarios). Y a todo el que quiera.





Lo mejor de la semana (The Cure a tutiplén)

17 12 2006

Hoy, sábado, he tenido que volver pronto a casa. Así que, para matar el tiempo, me he puesto otra vez los videos del concierto que The Cure hizo en Barcelona en 1987 colgados en Youtube. Estos vídeos me los pasó Troy (Si Pep es mi padrino, Troy es algo así como el tío guay que te trae regalos, valga la metáfora); y no podía dejar de recomendarlos. Así que si queréis verlos sólo tenéis que pinchar sobre Robert Smith.

 

Y si no tenéis suficiente, aquí hay otra rareza recomendada. Un tema del grupo titulado The blood a lo cañí. A ver qué os parece…

 

Spain is different, Spain is pain desde luego.

Eso sí, el video está muy currado comparado con otro de tema español: el legendario – y polémico- tema de Los Nikis, El Imperio contraataca. (Más de alguno me querrá matar por ponerlo)

Vamos, como si me voy al Retiro con una cámara Mini DV y con unos amigos después de una fiesta de Halloween y me pongo a cantar con ellos en plena borrachera.

Sí, lo sé… comparar a The Cure con los Nikis es como comparar la alta cocina con un Big Mac, pero me moría de ganas por ponerlo. Admito que la excusa está pillada por los pelos.