Soplan nuevos vientos en nuestras velas (perdón por la cursilada)

9 11 2008

Hola, gente, ¿Qué tal por ahí?

Por aquí hay nuevas noticias y es que… ¡tengo trabajo! Bueno… más que un trabajo es una becaría de seis meses en una pequeña oficina haciendo prediseños de webs, presentaciones en Power Point, quizá alguna maquetación de folletos… pero siento que este es el inicio de algo nuevo (en todos los sentidos).  Quizá peque de optimista, pero bueno… siento que Ítaca está un poco más cerca.

Me explico. Como Noemí sabe bien siempre me he identificado con Ulises/Odiseo (Poseidón sabrá por qué) y nunca he podido evitar llamar “Ítaca” a un conjunto de aspiraciones que siempre he tenido (tener un buen trabajo, poder casarme, fundar una familia por fín…). Incluso cuando trabajaba como guionista colgué delante de mí, siempre visible desde mi puesto, una fotografía de esa isla griega.

No sé si quedará mucho para pisarla (espero que no), pero empiezo a ver la línea de costa en el horizonte.

Quizá sea por eso de la playa (como se ve en el video), la costa (o un poco del tema de la canción) últimamente escucho bastante este nuevo tema del bueno de Seal que se titula “The right life”. Os lo pongo para que también este post no se quede solamente en las confesiones de un zumbado. Disfrutadlo:

Procuraré contaros cómo va yendo la cosa y si finalmente desembarcamos o, por el contrario, se abre la bolsa de los vientos que nos dió Eolo (ya me entendéis…)





Música sin apenas tiempo

7 11 2007

Nuevo master (Diseño gráfico)

Mucho trabajo (5 acumulados)

Falta tiempo (Llevo sin parar desde las 9:00)

Algunos compañeros ya se han despedido de sus amigos (no es broma).

¿Qué puedo hacer para echaros menos de menos y veros más?





La familia NPC

13 07 2007

Creo que es algo que siempre pasa: cuando trabajas con un grupo de gente en un proyecto al final acabas tratándole y refiriéndote a él como un hijo (bueno, quizá esto es una exageración). Lo curioso (y no es la primera vez que pasa) es que, cuando realizas algo en grupo ya sea un programa de televisión, un trabajo para la facultad o un blog acabas portándote como un familiar más con la gente con la que compartes esa responsabilidad. Es decir, que acabas asumiendo un rol prototípico (permitidme la expresión) de un padre, un abuelo, un tío…

Por eso, y con permiso de los demás integrantes de la “familia NoPuedoCreer“, os pregunto a todos los que queráis contestar… ¿A qué nos parecemos o que rol asumimos los que escribimos allí? Si aceptáis responder os dejo, para que os inspire,  el último post que a día de hoy (12+1 de Julio de 2007) y a esta hora (21:50) ha escrito cada uno de los componentes:

Diccio-camiseta por Amy

Sandalias LED por Don Alipio

Mochila Darth Vader por Jorturos

Barbacoa con 30 USB por Troy

Bueno… ahí lo dejo: aclarad quién es qué en el entorno friki familiar de la criatura.

Y hablando de frikis… como el post de hoy es corto y para escuchar algo mientras pensáis aquí tenéis una canción para nostálgicos (si es que alguien se acuerda de ella): Here we go de Stakka Bo:

Para que luego digan que un video-clip nunca sale barato…





Vuelve el hombre… y también Don Alipio

1 07 2007

¡Hola, chic@s! ¿Qué tal todo por ahí?

Siento mucho haber estado ausente prácticamente durante un mes (y tener el blog en riesgo de fosilización): entre el trabajo y NPC apenas he tenido tiempo para escribir. Pero aquí estoy de nuevo y, como he dicho en el título… (Modo narcisista on) vuelve el Ali más esperado desde Muhammad Ali y Ali G (modo narcisista off).

El caso es que este iba a ser un post en el que hablara que he dado un giro importante a mi vida: señoras, señores… dejo el mundo del guión. Os iba a contar que hace unas semanas que el trabajo me tenía quemado y me iba a hacer un Master de diseño gráfico. Sin embargo, el otro día me enteré de que, aunque no hubiese renunciado, no iban a renovarme el contrato. Así que ahora mismo estoy, como diría una amiga, flotando.

Bueno… sea como sea, ahora estoy desligado del mundo televisivo, así que puedo tranquilamente mostraros algo que llevaba tiempo queriéndoos enseñar y son algunas palabras que usábamos en el trabajo y que resultaban curiosas. A ver qué opináis vosotros.

PALABRAS QUE USÁBAMOS EN EL TRABAJO Y QUE RESULTABAN CURIOSAS. A VER QUÉ OPINÁIS VOSOTROS.

(Hoy no tengo el día original, desde luego ¿Habré perdido la buena forma?)

1. Oppenheimmer: El apellido del físico estadounidense padre de la bomba atómica se comenzó a utilizar para designar al chiste con referencias excesivamente cultas. La culpa la tuvo el menda cuando, delante de todo el mundo en una reunión dijo a un compañero que había dicho una burrrada: <<No había unas declaraciones tan peligrosas desde que Oppenheimmer dijo “¿Por qué no lo llamamos bomba atómica?”>>.

2. Atapuerca: Como muchos sabéis en la Sierra de Atapuerca (Burgos) se han encontrado restos de los europeos más antiguos. Pues bien, en el trabajo usábamos ese término para referirnos a chistes viejos que, por un despiste, no se acaban de eliminar del guión definitivo. Vamos… como en la paleontología, que lo enterrado en un estrato inferior acaba saliendo a la superficie. En la mayoría de los casos debido a un terremoto al que llamábamos “jefe”.

3. Chistón: Por decirlo así, era el “Santo Grial” del humor para nosotros: el chiste definitivo, el que hiciera terminar nuestra pieza en una orgía de carcajadas, aplausos y zápines varios haciéndonos alcanzar la inmortalidad. La similitud no acaba ahí pues tampoco se sabe si existe realmente, cómo es, dónde se encuentra… y muchos caballeros se han perdido en el camino buscándolo.

4. Talía: Ojo, no confundir con la cantante mexicana, Thalía. Este término también es de mi cosecha y pareció gustarle a un par de compañeros. Talía es la musa de la comedia, y a ella me enconmendaba en momentos de desespeación (le escribí incluso una oración, a ver si tengo el valor de postearla un día… ¿queréis que lo haga?). Reconozco que no es la musa de la comedia refiriéndose al humor, sino al teatro, aunque algunas veces la invocación solía funcionar. Por esta razón algunas veces nos referíamos a los chistes buenos (y que funcionaban) que se nos ocurrían de repente con ese nombre.

5. Crisis: Todos sabéis qué significa y no tiene ningún chiste que os pueda decir. Pero os aseguro que ha sido la palabra más usada en el trabajo siendo dicha varias veces al día y, en especial, cuando el guión no estaba todavía terminado a las 21:15… ¡Y el programa se emitía a las 21:30!

Bueno… hay otras cuantas palabras, pero estas son de las que me acuerdo de momento. Perdonadme si en este post de vuelta no estoy muy inspirado y, sobre todo, por no haber aparecido en tanto tiempo.

Saludos a todos… de nuevo.

P.S.: Prometo ir respondiendo poco a poco a los Memes que me habéis dejado.





Trabajo y supervivencia

4 02 2007

El domingo ha llegado y con él el síndrome “pre-lunestrual” (hay que ver la capacidad que tengo para crear “palabros”). Pensando en ello, ¿Qué mejor forma hay de acabar el último día de descanso que dejar en envidencia al resto de colegas? Ninguna.

Bien… El todo que es el programa de televisión donde trabajo está dividido en cuatro – que yo sepa- departamentos a cada cual más curioso. En plan “Curso de inglés” os dejo una frase característica de cada departamento para que lo comprendáis mejor. Bueno… esto es según yo entiendo su trabajo… que como vivo en mi propio mundo…

1. Guión: Mi departamento, el de las grandes ideas y los que escriben qué tiene que decir el presentador o los actores y que, muchas veces, al intentar ser innovador y/0 original acaba poniendo de los nervios al jefe: “¿Quién c*j*nes ha puesto un chiste sobre San Antonio de Padua aquí?, ¿Creéis que eso le interesa al público?”.

2. Redacción: Son aquellos que nos buscan información, noticias y videos que comentar para que los guionistas no estemos desinformados y nos dé por no salir de nuestra burbuja (véase el ejemplo anterior). Les volvemos locos porque la mayoría de las veces queremos que prime el humor sobre la información: “Así que queréis que busque un video del Ministro de Economía metiéndose el dedo en la nariz, ¿Pero esto no era una pieza sobre el Producto Interior Bruto? “.

3. Realización: Los sufridores. Ensamblan los videos que nos corta redacción, hacen gráficos y grafismos, hacen las virguerías con las imágenes que les pedimos los de guión, procuran que, durante la emisión nada quede fuera de foco, que todo entre a su debido tiempo… pero pierden la cordura en cada intento: “¿Dónde está el video del ministro cayéndose? Entra dentro de dos minutos y hay que subirle el contraste, ponerle un efecto de rayitos, una canción de James Brown y sobreimpresionar un texto del periódico de esta mañana… ¡Y me lo han dicho ahora!”

4. Producción: Su trabajo consiste en tener todo lo que hace falta en plató y en las salidas de reportajes: desde un pollo de goma con el que el presentador golpee a un actor, hasta el catering que el entrevistado dejará intacto para que podamos comer el resto del equipo, pasando por domar al público y llamar a los taxis que recojerán al personal cuando todo termine: “¿Cómo que quieres un mazo de gomaespuma morado?, ¡No hay tiendas abiertas a esta hora! (después de 15 minutos) Un amigo del suegro de mi hermano tiene uno pero es de color beige ¿es fundamental que sea morado?, ¿no podemos cambiar eso en el guión?”.

Bien… ya veís cómo funciona una parte del equipo de un programa de televisión. El problema es cuando tienes un trabajo tan absorvente y acabas pensando en todas las cosas como lo harías en tu trabajo. Por ejemplo, el otro día, durante la comida, nos pusimos a hablar de qué suerte habría corrido el equipo de haber naufragado en una isla desierta y tener que construir una balsa para salir de allí… y estas son las conclusiones.

Imaginad por donde van los tiros

1. Guión se hubiese puesto manos a la obra. Después de una discusión de hora y media sobre el tamaño de la lancha y otra hora haciendo chistes sobre lo mal que abren los cocos los becarios; hubiera hecho los planos de un bonito galeón pirata y propuesto materiales como fibra de vidrio o madera de wengue.

 

2. Redacción hubiese recorrido la isla de cabo a cabo tomando notas de la altitud, la espesura de la selva, la velocidad del viento, las mejores calas desde las que partir y la accesibilidad de los materiales… para decirnos que el mejor lugar desde donde debería partir la balsa es precisamente donde nos encontramos todos. Eso sí, guión no hubiese hecho caso de las notas porque los datos habrían indicado que la fibra de vidrio no se puede encontrar en una isla desierta y la madera de wengue no flota.

 

3. Producción habría recogido materiales. Tras medio día de incesante búsqueda habrían desforestado prácticamente la mitad de la isla sin encontrar nada de lo que guión pedía (algún guionista se habría saltado a redacción y lo habría pedido directamente a producción). Por supuesto, al llegar a la playa, hubieran dicho: “Redacción tiene razón y la madera que pedías no la vemos por ningún lado… pero el bambú que traemos lo hemos probado en un arroyo y flota”. También habría escogido las camisas, pantalones y blusas más adecuadas del equipo para hacer las velas, es decir, las que quedaran más bonitas.

4. Realización se habría quedado desesperada en la arena frente a planos, cañas de bambú, hojas de palmera y prendas varias... ¡Pensando que nadie se había molestado en pensar cómo iban a ensamblar las piezas sin cuerdas, cinta aislante ni herramientas! Finalmente se habrían retirado a una cala apartada para que nadie los viera. Habrían hecho cuerda con los planos de guión y las notas de redacción, con ellas habrían atado las cañas que trajo producción y cosido las prendas para hacer las velas. Al cabo de 10 minutos habrían construido una balsa tradicional. ¿El problema? Una vez todos subidos y en el mar, se hubiese hundido después de media hora.

Bueno… creo que cosas así podrían darse entre todos los departamentos de todos los trabajos, pero es lo que a mí me toca. No quiero ganarme algunas enemistades, así que no me hagáis mucho caso: todos en el curro son profesionales preparados y todos son muy majos y eficientes.

De momento…